infanciafamilia

Infancia y familia

La trayectoria de los profesionales que forman el equipo de VINCLE disfruta de una larga experiencia en el campo de la acción social y educativa en torno a las personas vulnerables, y en particular en la atención a niños y jóvenes en situación de desamparo o riesgo social. La Convención sobre los Derechos del Niño, adoptada por las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989, ahora hace veinte años, parte de una evidencia: la familia es el grupo fundamental de la sociedad y el medio natural para el crecimiento y el bienestar de todos sus miembros, particularmente de los niños, por lo cual tiene que recibir la protección y la asistencia necesarias para asumir plenamente sus responsabilidades.

La familia, el núcleo básico en el proceso de desarrollo y socialización de las personas es, a su vez, el pilar más erosionable de nuestra base social, dado que es la bisagra entre todas las necesidades individuales y del conjunto familiar a lo largo de las diferentes etapas y fases de su ciclo vital y, por otro lado, la célula básica que soporta los diferentes cambios sociales de cada contexto, y que requieren nuevas adaptaciones personales a todos los niveles: relacional, de perfiles profesionales, de capacidades productivas, de valores, de roles y reorganización social.

Las circunstancias socioeconómicas actuales agudizan especialmente la presión y las crisis en el seno de las familias, paralizando, a menudo, sus propios recursos y capacidades de reorganización.

A su vez, los diferentes servicios atienden las necesidades sociosanitarias, educativas, de inserción social y laboral de las familias, entre otras coberturas de apoyo a su supervivencia y mantenimiento en general. A menudo, quedan desatendidas las necesidades internas de las familias, relativas a su clima relacional interno y con su entorno, a la estructuración y asunción de roles, a la organización doméstica para el óptimo desarrollo de sus miembros, como bases indispensables para una convivencia saludable, positiva y próspera. Por otro lado, aparece un número cada vez más grande de nuevos perfiles de familia en riesgo de exclusión, familias que hasta ahora fueron autónomas, resueltas y solventes, y que los servicios de atención primaria y programas sociales de apoyo no llegan a atenderlas. A menudo, en el proceso de superación y adaptación, las familias soportan procesos complejos que, si se mantienen más allá de sus posibilidades, pueden comportar la pérdida de sus elementos más esenciales que las configuran y con ellos sus posibilidades de recuperación. Los hijos e hijas son los más afectados en sus necesidades internas y externas. Aprender a ser y aprender a vivir juntos es el reto que enfrentan todas las familias. VINCLE incide tanto en los sectores sociales que cuentan con menos apoyos comunitarios y con debilidades internas para asumir este reto con excelencia, como en los sectores que apuestan para dar una salida alternativa o funcional a los problemas de desprotección de los menores.

Áreas de trabajo

Educación familiar en situación de vulnerabilidad o riesgo de exclusión social.

Acogidas de menores en familia extensa.

Intervención educativa con familias en riesgo de perder la tutela.

Acompañamiento socioeducativo con familias en situación de crisis.

Acompañamiento de la vinculación de familias y menores al entorno comunitario y social.

Apoyo a los procesos escolares de menores en riesgo de fracaso escolar y a sus familias.

Proyectos y servicios relevantes