Nuestra organización entiende estos conceptos como un esfuerzo colectivo para dar visibilidad a nuestra aportación al conjunto de la sociedad. Más allá del cumplimiento de las diferentes normativas, es una tarea que se inicia desde el interés, primer interno, de saber y mostrar que aquello que hacemos es acertado y sostenible, que tiene efectos en el día a día de las personas de nuestro entorno y que lo hacemos con eficacia.

– Creemos que es muy importante el adelanto hacia una cultura de la transparencia informativa para diferentes motivos:

– Definir principios y prácticas consensuadas

– Desarrollar modelos teóricos y sistemáticos

– Fortalecer nuestros procesos de autoregulación y de autocontrol

– Construir una percepción global, más allá de la justificación económica

– Consolidar la cultural de la calidad

– Establecer prácticas de cooperación y trabajo en red

Como conclusión la transparencia informativa y la rendición de cuentas generan valor añadido de calidad, de legitimidad, de credibilidad y de confianza en las organizaciones del Tercer Sector.